DESCUBRE LO QUE TENGO PARA COMPARTIR CONTIGO

CÓMO DEJAR DE SER TAN PERFECCIONISTA?

Si tuviera que escoger uno de los patrones de comportamiento / pensamiento con los que he luchado desde años, es el perfeccionismo.


No se si alguno se identifica conmigo en eso: no importa si estoy cocinando, limpiando, trabajando, blogueando o haciendo ejercicio, hay una necesidad latente de que todo vaya y sea... perfecto!


No estoy hablando del impulso y la necesidad de sobresalir, porque no hay absolutamente nada de malo en sobresalir. Estoy hablando de esa constante necesidad de controlar el resultado de cada situación posible.


El perfeccionismo a menudo está relacionado con la depresión y la ansiedad. Por suerte, en mi mayor pico de perfeccionismo nunca sufrí de ninguna de estas. Y hoy puedo decir que estoy en un gran lugar en mi vida.

Me gusta pensar en mí misma como un trabajo en progreso. Todavía tengo cosas para trabajar, como mi paciencia o la tendencia a estar haciendo multitareas (¡la meditación definitivamente ayuda con eso!) Pero una cosa en la que ha sido un proceso más lento definitivamente es el perfeccionismo.



Deshazte del perfeccionismo



NO ESPERES ...por ese momento perfecto. Si esperas, nunca vendrá. Confía en mí esta vez. Creo que muchos de nosotros pasamos la mayoría de nuestro tiempo esperando. Conozco personas que pasan toda su vida esperando. Escucho a la gente decir todo el tiempo: "No puedo esperar para conseguir un trabajo mejor", "Seré feliz cuando tenga una casa más grande" o "Seré feliz cuando me encuentre a la persona x", "Comenzaré una vez que tenga todo listo".

Puedes pasar toda tu vida diciendo estas cosas. Puedes pasar el resto de tu vida esperando para empezar a vivir.

Cuando cree The Journey by K y mi primer post en este blog, quería que fuera perfecto. Quería tener buenas fotos, un buen diseño y un gran contenido. Estaba frustrada cuando empecé a escribir y no lograba sentirme satisfecha con lo que hacía. No sabía cómo ajustar el diseño de mi blog y no tenía ni idea cuando se trataba de usar los programas y diseño.


Apenas publiqué contenido seguía diciéndome a mí misma "Esperaré hasta que tenga una buena foto que acompañe a este artículo" o "Voy a esperar hasta que compre una cámara, aprenda a usarla y sepa editar videos y fotografías". La verdad es que la única forma de que realmente aprendiera algo era comenzar. Si no hubiera dejado de pensar en eso, me perdería de encontrar algo que me apasionaba, algo que aportara tanta alegría a mi vida. La única forma de aprender es hacer, probar y practicar... ¡Gran lección!


Posts relacionados:


+ 5 consejos para ser más productivo

+ La mejor guía para establecer tus metas este 2018

+ 10 cosas en las que no debes perder tu tiempo



ENCUENTRA TU TRIBU Superar el perfeccionismo puede ser casi imposible si estás rodeado de personas que son demasiado duras contigo, que tienen grandes expectativas o se niegan a celebrar tus victorias. El miedo al fracaso, el miedo a decepcionar a alguien, el miedo a no ser querido, todo esto está relacionado con el perfeccionismo.


El punto es que no puedes perder el tiempo con personas negativas o con personas que te mantienen en niveles imposiblemente altos. Y no puedes perder su tiempo al no ser quien eres en realidad, tener miedo de decir lo que quieres decir o hacer cosas que te apetecen, sin temor a ser juzgado.


Rodéate de personas que te hagan sentir a gusto y te ayuden a crecer. Mantente cerca de aquellos que no te hacen sentir como que tienes que ser perfecto todo el tiempo y o alguien que no eres.


ESFUERZO SALUDABLE VS PERFECCIONISMO Aprende a reconocer la diferencia entre el esfuerzo saludable y el perfeccionismo. Querer superarse, ya sea perder peso, leer más libros, mejorar tus habilidades de hablar en público, etc., es algo bueno. Sin embargo, hay una diferencia entre el esfuerzo saludable y el perfeccionismo. Brené Brown, un estudioso, autor y conferencista estadounidense, describe el esfuerzo saludable como la búsqueda de la excelencia desde un lugar de totalidad. Es decir, eres feliz con lo que eres y sabes que puedes ser incluso mejor. El perfeccionismo, por otro lado, proviene de la sensación de no ser lo suficientemente bueno. Las personas que son perfeccionistas piensan que si alcanzan el estándar X o Y, finalmente podrán sentirse bien consigo mismos. Para decirlo de otra manera, un esfuerzo saludable se trata de honrarte esforzándote por alcanzar tu máximo potencial. El perfeccionismo consiste en deshonrarte diciéndote a ti mismo que hay ciertas cosas que debes lograr antes de ser "suficiente".


ESTABLECE METAS REALISTAS


Los perfeccionistas establecen metas que están completamente fuera de su alcance. Luego pasan unos meses sintiéndose enojados y frustrados porque no importa lo que hagan, su objetivo todavía está lejos en la distancia. La solución a esto es comenzar a establecer metas realistas. Las metas realistas requieren que te retes un poco pero que te permitas la probabilidad de éxito. Una vez que alcances tu objetivo realista, establece otro objetivo que esté un poco más lejos. Continúa de esta manera y pronto te darás cuenta de que has progresado mucho.


DISFRUTA EL VIAJE


Los perfeccionistas mantienen sus ojos firmemente enfocados en el destino, eso es todo lo que les importa. De hecho, están tan concentrados en el destino, que no disfrutan el viaje. Para superar tus tendencias perfeccionistas, ten en cuenta que el destino es solo la cereza en el pastel. El viaje es el helado, el dulce de leche, la crema batida, las chispas de chocolate y la galleta.


Observa esto:

  • Todavía no has corrido 10 kilómetros, pero te sientes satisfecho de que hoy corriste 6 kilómetros.

  • No puedes dejar tu trabajo diario todavía, pero siéntete orgulloso de que tu negocio secundario está creciendo día a día.

  • Todavía no puedes hacer esa pose de yoga, pero disfruta de las poses que sí logras hacer en cada clase.


El perfeccionismo puede ser una forma de evitar el rechazo y la crítica de los demás o incluso de ti mismo. Por mucho que puedas intentar controlar cada aspecto de tu vida, no puedes. Esta es la razón por la cual es tan importante superar el perfeccionismo y desechar ese deseo de ser perfecto.


No siempre puedes controlar o predecir el resultado. ¿Te imaginas lo limitante y aburrida que sería tu vida si supieras exactamente lo que está a la vuelta de la esquina?


#motivacion #inspiracion

© 2020 The Journey by K  es una marca registrada de Keren Alvarado  |  Lea nuestros Términos de Uso & Privacidad  
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest