¿Por qué evitar los lácteos?

Descubre la verdad detrás del famoso "bigote de leche"



Desde que somos pequeños, crecemos con el “mandato” de tomar leche para fortificar los huesos, crecer grandes y fuertes. De adultos, por supuesto, todo lo que sabemos es que la leche es buena y saludable. ¡Cómo no! Si es lo que nos recomienda el doctor, la TV y hasta la mamá.


La leche es la comida perfecta de la naturaleza… pero si eres un ternero!


Esto quizá suena chocante y es porque muy pocas personas están dispuestas a decirte la verdad sobre los lácteos.



LA VERDAD SOBRE LOS LÁCTEOS



De acuerdo a diversos estudios – y como referente usaré al doctor Walter Willet, M.D., Ph.D (el segundo científico más citado en medicina clínica y el jefe de nutrición en la Escuela de Salud Pública de Harvard) hay muchas razones para evitar los lácteos, entre ellas:

  • La leche no reduce las fracturas. Contrariamente a la creencia popular, nunca se ha demostrado que comer productos lácteos reduzca el riesgo de fracturas. De hecho, según el estudio de salud de ‘Nurses’ ¡los lácteos pueden aumentar el riesgo de fracturas en un 50%! 0_0

  • Menos lácteos, mejores huesos. Los países con las tasas más bajas de consumo de lácteos y calcio (como los de África y Asia) tienen las tasas más bajas de osteoporosis.

  • El calcio no es tan protector de los huesos como pensábamos. Los estudios de suplementos de calcio no han mostrado ningún beneficio en la reducción del riesgo de fracturas. La vitamina D parece ser mucho más importante que el calcio en la prevención de fracturas.

  • El calcio puede aumentar el riesgo de cáncer. La investigación muestra que una mayor ingesta de calcio y productos lácteos puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata en un 30 a 50 por ciento. Además, el consumo de lácteos aumenta el nivel de factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1) en el cuerpo, conocido promotor del cáncer.

  • El calcio tiene beneficios que los productos lácteos no tienen. Los suplementos de calcio, pero no los productos lácteos, pueden reducir el riesgo de cáncer de colon.

  • No todos pueden soportar los productos lácteos. Alrededor del 75% de la población mundial es genéticamente incapaz de digerir adecuadamente la leche y otros productos lácteos, un problema llamado intolerancia a la lactosa.

Como vemos, la leche puede ser poco saludable. Abogar por el consumo de productos lácteos puede tener efectos negativos en la salud.



Si todo eso no es suficiente para que evites tanto consumo de leche, hay algunos otros hallazgos científicos dignos de mención.


La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) solicitó recientemente a la UDSA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) que estudiara la base científica de las afirmaciones hechas en la publicidad del "bigote de leche". Su panel de científicos afirmó la verdad claramente:

  • La leche no beneficia el rendimiento deportivo.

  • No hay evidencia de que los lácteos sean buenos para sus huesos o prevengan la osteoporosis; de hecho, ¡la proteína animal que contiene puede ayudar a causar la pérdida ósea!

  • Los productos lácteos están relacionados con el cáncer de próstata.

  • Está lleno de grasas saturadas y está relacionado con enfermedades cardíacas.

  • La leche causa problemas digestivos para el 75% de las personas con intolerancia a la lactosa.

  • Los productos lácteos (helados, quesos, cremas, leche, etc) agravan el síndrome del intestino irritable.

Y saben ¿que? la FTC le preguntó a la industria láctea, "¿Tienen pruebas?", Y la respuesta fue ¡NO!


Además, los productos lácteos pueden contribuir a aún más problemas de salud, como:

  • Alergias

  • Problemas sinusales (sinusitis)

  • Infecciones de oído

  • Diabetes tipo 1

  • Estreñimiento crónico

  • Anemia (en niños)


Y LA LECHE ORGÁNICA?



La leche cruda, entera y orgánica elimina preocupaciones como los pesticidas, las hormonas, los antibióticos y los efectos de la homogeneización y la pasteurización, pero sigue siendo leche ¿no? Estos beneficios no superan los riesgos potenciales de los lácteos.


Desde un punto de vista evolutivo, la leche es un alimento extraño para los humanos. Hasta hace 10.000 años no domesticamos animales y no pudimos beber leche (a menos que algún valiente cazador reuniera un tigre o búfalo salvaje).


Si no lo crees, considera esto: la mayoría de los seres humanos, naturalmente, dejan de producir cantidades significativas de lactasa, la enzima necesaria para metabolizar adecuadamente la lactosa – el azúcar en la leche – en algún momento entre las edades de dos y cinco años. De hecho, para la mayoría de los mamíferos, la condición normal es dejar de producir las enzimas necesarias para digerir y metabolizar correctamente la leche después de que han sido destetados.


Nuestros cuerpos simplemente no estaban hechos para digerir la leche de forma regular. En cambio, la mayoría de los científicos están de acuerdo en que es mejor para nosotros obtener calcio, potasio, proteínas y grasas de otras fuentes de alimentos, como alimentos vegetales enteros: verduras, frutas, frijoles, granos integrales, nueces, semillas y algas marinas.



5 TIPS PARA EVITAR LA LECHE


  1. No le confíes tus huesos a la leche, si quieres tener huesos fuertes utiliza un suplemento diario con 2000 IU de vitamina C.

  2. Obtén el calcio de vegetales verdes, tahini, vegetales de mar, sardinas y salmón con hueso.

  3. Trata de dejar todos los productos lácteos por 2 semanas (notarás mejoras en la rinitis, dolores de cabeza, síndrome del intestino irritable, energía y peso) Luego introdúcelos nuevamente y mira cómo te sientes. Si te sientes peor, deberías tratar de abandonarlo de por vida.

  4. Si puedes tolerar lácteos, usa solo productos lácteos orgánicos crudos. Sugiero productos fermentados como el yogur sin azúcar y el kéfir, ocasionalmente.

  5. Si tienes que alimentar a tu hijo con fórmula ¡No te preocupes! La leche en la fórmula infantil se hidroliza o descompone y es más fácil de digerir (aunque aveces puede causar alergias). Una vez que tu hijo tenga un año, cámbialo a alimentos de verdad y leche de almendras.


Todavía sigues consumiendo leche? ¡Espero que no! Recuerda, los productos lácteos no son cruciales para una buena salud. Te animo a que vivas libre de lácteos y veas lo que hace por ti.




#lacteos

KEREN ALVARADO

Health & Wellness Coach

Fundadora de thejourneybyk.com y Awaken Latinoamérica, Keren es comunicadora y Coach de Salud y Bienestar certificada así como experta en Alimentación Emocional y Cambio de Hábitos. Keren enseña la simplicidad de la nutrición y el arte del estilo de vida saludable a través de recetas, artículos, eventos y programas de entrenamiento en línea y presencial.

EBOOK GRATUITO:

Cómo hacer de la alimentación algo simple

Obtén mi guía con 5 consejos útiles para hacer de la alimentación 
saludable algo simple + plan de comidas de 3 días y más.

¡TU OPINIÓN ES IMPORTANTE!

​Comparte tus ideas, fotos de tus recetas o tus mejores consejos

© 2020 The Journey by K  es una marca registrada de Keren Alvarado  |  Lea nuestros Términos de Uso & Privacidad  
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest