5 cosas que cambiaron mi vida




NUNCA ES DEMASIADO TARDE PARA CAMBIAR



Mi madre siempre se preocupó por enseñarme a mí y a mi hermana a comer saludable. Nos preparaba la comida con poca grasa, nos hacía comer todos los vegetales y verduras, en mi casa nunca se consumían gaseosas y la comida rápida era casi un mito.


Cuando me fui a vivir sola, todos esos buenos hábitos los olvidé por completo. Comía muchísima comida rápida, casi nada de ensaladas o vegetales, me comía cuanto postre se me antojaba y los tragos del fin de semana [o a veces de la semana completa] formaban parte de mi dieta.


A mis 21 años fui diagnosticada con una hernia de hiato que básicamente es cuando la parte superior del estómago se aloja en el tórax, generando reflujo y muchísima acidez. Esto me obligaba a tomar pastillas diariamente, dormir con una elevación de 10 centímetros, evitar ciertos tipos de comidas – o casi todos en mi lista – y aprender a vivir con ello porque el tratamiento podía ser lento y en algunos casos no curarse del todo.


Así fue como caí en cuenta de todo el daño que me estaba ocasionando por mis malos hábitos y era momento de cambiar de dirección.



5 HÁBITOS QUE CAMBIARON MI VIDA…Y MI SALUD



1. EJERCICIO

A mí me funcionó el entrenamiento funcional [Functional Training] el cual consiste en una combinación de ejercicios intensos y cortos que permite trabajar de manera más efectiva los músculos del cuerpo. Todos los días la rutina es diferente, no se utilizan las típicas máquinas de gimnasio, dura solo 30 minutos y los resultados se ven enseguida.


Si aún no haces ejercicio, te recomiendo empezar con un poco de actividad física, busca algo que te motive: una clase de Zumba, de spinning, de baile, limpiar la casa más enérgicamente, caminar o correr por el parque de tu comunidad, en fin, hay muchas formas de mantenerse activo. ¡No hay excusas!


2. TOMAR AGUA

Yo era una de esas que decía que no me gustaba el agua. Créanme, fue difícil adoptarlo como un hábito, pero lo logré, ya no salgo de mi casa sin mi botella de agua.


El agua es el líquido más importante que debemos consumir. Esta ayuda a nivelar los niveles de azúcar en la sangre, que son los que ocasionan enfermedades como: obesidad, diabetes, problemas del corazón, entre otros.


Algunos beneficios de tomar agua son:

  • Mantiene los riñones saludables

  • Mantiene los órganos hidratados [ojos, piel, boca y nariz]

  • Combate la fatiga y nos da energía extra

  • Limpia la piel

  • Ralentiza los signos de la edad

Para saber cuánta agua tomar, multiplica 0.67 por tu peso en libras. Por ejemplo, mi peso en libras es 124 [124 x 0.67 = 82.54] lo que significa que debo tomar 82.54 onzas de agua, que en litros es 2.475.


Aquí te dejo un link para que hacer la conversión de onzas a litros: http://www.convertunits.com/from/oz/to/litro 


Algo que me ha funcionado para tomar más agua es agregarle rodajas de limón, hojas de menta, fresas, arándanos, o cualquier otro ingrediente que le dé un sabor refrescante. Además, comprar botellas que te gusten te motivará a llevarlas a todo lado.


¡Que un vaso de agua sea lo último que te tomas al acostarte y lo primero al levantarte!


3. BATIDOS VERDES

Los vegetales y verduras deberían ser los alimentos más importantes a consumir, por lo que un batido verde es una excelente opción para obtener los importantes nutrientes que éstos nos aportan.


Algunos beneficios de los batidos verdes son:

  • Contienen vitaminas, minerales y antioxidantes de fácil absorción.

  • Nos aportan clorofila la cual fortalece el sistema inmune, reduce la inflamación e incrementa la producción de glóbulos rojos.

  • Mejoran la apariencia de la piel, uñas y cabello al aportar fibra y alcalinizar el cuerpo, convirtiéndolos en la mejor rutina de belleza. En lugar de aplicarte una poción externa, con un batido estás aplicándote la poción internamente.


4. REDUCIR/ELIMINAR EL CONSUMO DE AZÚCAR

¡Creo que no había nadie más fanática a los postres que yo! No me podía faltar el postre después del almuerzo, en el café de la tarde y después de cenar. Ahora no logro entender cómo mi cuerpo podía manejar esa gran cantidad de azúcar.


El azúcar contiene muchas calorías y ningún nutriente esencial, por lo que nuestro cuerpo tiene que utilizar las reservas de vitaminas y minerales para digerirla.


En un próximo post les hablaré de las graves repercusiones en nuestro cuerpo, resultado del excesivo consumo de azúcar, pero como principales están:

  • Debilita el sistema inmune: destruye la habilidad de los glóbulos blancos de eliminar gérmenes y bacterias hasta por 5 horas después de digerida.

  • Enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo II.

  • Depresión: desbalancea los niveles de serotonina [sustancia que nivela el estado de ánimo]

  • Aumento de peso: el cuerpo guarda los excesos de azúcar como grasa.

Algunos consejos que te puedo dar para reducir el consumo de azúcar son:

  • Sustitúyela por miel de abeja.

  • Si normalmente endulzas el café con dos cucharadas de azúcar, ahora utiliza solo una y cuando estés listo media cucharadita y así hasta que ya no sea necesario.

  • Lee las etiquetas de los productos y evita comprar aquellos que entre sus ingredientes contenga azúcar como: galletas, condimentos, aderezos para ensaladas, salsa de tomate, bebidas gaseosas, etc.

  • Evita los endulzantes artificiales, confundirán a tu cuerpo.

  • Disfruta un buen postre. Recuerda que el secreto está en el balance y comerse un postre de vez en cuando no está mal, pero no desperdicies tu cuota de azúcar en un cereal, Kétchup o pan. Crea reglas para ello, como disfrutar un postre solo el domingo o en una ocasión especial.


5. DORMIR BIEN

En el momento en el que fui más consciente de que no estaba dándole a mi cuerpo el descanso necesario, he hice los cambios, la magia apareció.


Mi cabello empezó a lucir mejor, mi piel se veía más radiante, mejor estado de ánimo, más energía y muchísimos otros beneficios.


Para que experimentes esta magia sanadora te recomiendo:

  • Acuéstate y levántate a la misma hora. Yo por ejemplo me acuesto alrededor de las 10:00 p.m. y me levanto alrededor de las 6:00 a.m. todos los días.

  • Estudios han demostrado que después de las 10:00 p.m. el cuerpo entra en un estado de mejor conciliación del sueño, por eso trata de ir a la cama alrededor de esta hora.

  • Evita el alcohol y la cafeína antes de acostarte.

  • Desconéctate de la tecnología [TV, celulares, tabletas, computadoras] 1 hora antes de acostarte.

  • Trata de que tu última comida sea dos horas antes de acostarte. Comer antes de acostarte te lleva a tener un mal dormir e impedirá el proceso de desintoxicación que sucede mientras dormimos.

Después de que hice estos cambios y los adopté como hábitos mi hernia de hiato desapareció, mi salud y estado físico mejoraron. Hoy disfruto de muchísima energía, casi no me enfermo, estoy en mayor conexión con mi cuerpo y necesidades.


Recuerda que los cambios deben hacerse paso a paso, no te apresures, pero se constante… te aseguro que verás los resultados.


“Toma control de tus hábitos, toma control de tu vida”

#habitos

KEREN ALVARADO

Health & Wellness Coach

Fundadora de thejourneybyk.com y Awaken Latinoamérica, Keren es comunicadora y Coach de Salud y Bienestar certificada así como experta en Alimentación Emocional y Cambio de Hábitos. Keren enseña la simplicidad de la nutrición y el arte del estilo de vida saludable a través de recetas, artículos, eventos y programas de entrenamiento en línea y presencial.

EBOOK GRATUITO:

Cómo hacer de la alimentación algo simple

Obtén mi guía con 5 consejos útiles para hacer de la alimentación 
saludable algo simple + plan de comidas de 3 días y más.

¡TU OPINIÓN ES IMPORTANTE!

​Comparte tus ideas, fotos de tus recetas o tus mejores consejos

© 2020 The Journey by K  es una marca registrada de Keren Alvarado  |  Lea nuestros Términos de Uso & Privacidad  
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Pinterest